ensembleacalanto@yahoo.ca


...................Una noche de música y poesía con Ensemble Acalanto

En Montreal, el sábado 19 de marzo ha comenzado el V Festival internacional de poesía Palabra en el mundo. Se establece una fecha estimativa que va del 19 al 24 de mayo, pero somos creadores dispuestos a lo nuevo y bien podemos comenzar antes o terminar después. Lo fundamental es la poesía entregada por sus creadores a un público dispuesto y que este hecho ocurra en distintos puntos del planeta..

El Grupo musical llamado Ensamble Acalanto dió la partida. De la calidad musical reconocida de este grupo me queda decir que una canción o una música no dice nada si quien la escucha no se conmueve, Acalanto conmueve, pues dice lo que hay que decir, pues en su música hay alma. Si remitimos la música a sonidos armoniosos estos están ahí, pero la música sería nada si solamente fuera eso, debe ser comunicación que establezca un estado de comunión y eso lograron los músicos que componen Ensamble Acalanto: Rafael Azocar, Carmen Pavez, Normand Raymond, Dominique Azocar y Laura Jordán , más el apoyo esporádico de un muchacho que tocaba el cajón(Douglas).

Debo decir que no es la primera vez que escucho y valoro la calidad de Acalanto, lo que siempre me ha llamado la atención es la cantidad de instrumentos que tocan con maestría en cada presentación. Más que el aprecio por la música que con ellos producen, me impresiona el esfuerzo que debe significar llevarlos a cada presentación, lo que habla de su dedicación al arte y nos habla de un tiempo inestimable dedicado a los ensayos, para que sus presentaciones públicas sean impecables.

En este caso Acalanto, respondiendo al llamado a organizar lecturas de poesía, puso su talento en movimiento. Por un detalle de empatía y comunicación Acalanto definió su participación en el V Festival cantando a Neruda, Guillen, Parra, y otros y entre canto y canto insertaron un poema de quien escribe, impecablemente traducido al francés. Es un tremendo golpe de energía escuchar lo que uno ha escrito dicho por boca de otro. Nada más me queda por decir que no sea mi reconocimiento por esta labor hecha con arte y respeto por la poesía.

En tanto poeta me tocó decir algunas palabras acerca del Festival Palabra en el mundo y leer algunos poemas míos. Todo confluyó en ese momento para que yo sintiera la responsabilidad social de nuestro trabajo, poner poetas, músicos y demás artistas que se atrevan, en comunicación con un público amigo. Y en esta comunicación producir el milagro de dejar algo más que palabras en el alma de la gente.

Con música la poesía adquiere alturas mayores. Esto es lo que se ha conseguido en Montreal, los autores del milagro fueron la música, el canto entregado con amor y arte por Ensamble Acalanto. El público presente, según yo ví y sentí, disfrutó, valoró y aplaudió lo que desde el escenario se les entregaba. Quienes estuvimos allí esta noche memorable, volveremos a estar cuando Acalanto nos llame.

Ahora no queda otro camino que continuar haciendo posible lo que ayer era imposible; disfrutar la poesía y en ese disfrute producir la comunión de almas que es la palabra traducida en gestos de amor.

En Montreal un 3 de abril del año 2011

Tito Alvarado





 


vous visitez les site de l'Ensemble Acalanto


presentacionprueba